SOLICITA TU CITA

    Es un procedimiento de cirugía estética que consiste en extraer grasa sobrante del cuerpo – generalmente del abdomen, de los muslos y las caderas – mediante una pequeña liposucción. La grasa se trata, se purifica para después inyectarla en las zonas del rostro que han perdido volumen.  De esta manera, el rostro recupera la turgencia y los volúmenes consiguiendo un aspecto más joven. Se trata de una técnica mínimamente invasiva, sin peligro de rechazo debido a que la grasa infiltrada en la cara, es del propio paciente. Además, puede combinarse con otras cirugías como el lifting facial o la blefaroplastia.

    Para abordar un procedimiento de rejuvenecimiento facial se analiza el rostro dividiéndolo en tres partes: superior, medio e inferior, pues cada zona tiene diferente ritmo de envejecimiento. El lifting facial también se divide así: lifting del tercio superior o lifting frontal, lifting de tercio medio y lifting cervical o tercio medio (también conocido como lifting de cuello). Si lo que se busca es incidir en todo el rostro, hablaremos de lifting global, integral o lifting completo.

    Los beneficios del lipofilling facial son numerosos. Los más destacados son los siguientes:

    – Reposición de volúmenes perdidos en pómulos, mejillas, labios y barbilla.
    – Mejora de arrugas profundas.
    – Corrige las líneas de marioneta y los surcos nasogenianos.
    – Rellena cicatrices deprimidas en el cutis.
    – Mejora la calidad de la piel.
    – Corrige irregularidades del cutis.
    – Devuelve el aspecto de juventud.
    – Combate la flacidez del rostro.
    – Elimina las ojeras marcadas rellenando el surco bajo los párpados inferiores.

    La recuperación varía según la cantidad de grasa inyectada y la extensión del procedimiento. La mayoría de pacientes experimentan molestias, como algo de hinchazón o tirantez tanto en las áreas donantes de grasa como en las receptoras, durante las primeras 48 horas. También pueden aparecer algunos moratones. El equipo médico recetará medicación para paliar estas molestias.

    Se aconseja esperar una semana después del lipofilling facial antes de retomar las actividades habituales. Además, deberás evitar la exposición solar durante las semanas siguientes al tratamiento. Sigue estrictamente los consejos médicos de tu cirujano como no coger peso, no hacer ejercicio físico o movimientos bruscos durante las primeras 4 semanas desde el lipofilling. Evita el consumo de alcohol y tabaco para propiciar una correcta cicatrización.

    El tratamiento de lipofilling facial permite conseguir un resultado natural y armónico en el rostro, aportando un aspecto más joven al paciente. Gracias a esta técnica quirúrgica se logra reponer el volumen de pómulos hundidos, marcar el contorno facial, disimular bolsas y ojeras, mejorar la firmeza de la piel y suavizar arrugas marcadas.

    Los resultados del lipofilling con grasa propia del paciente, son visibles pasados los 30 días. Aunque para ver el aspecto definitivo del tratamiento tendremos que esperar hasta 6 meses, ya que este va mejorando conforme pasa el tiempo. Los resultados suelen ser duraderos, ya que una parte de la grasa transferida se integra permanentemente en el tejido facial.

    ¿En qué pacientes está indicado el lipofilling facial?

    Los candidatos ideales para el lipofilling facial son aquellos que buscan una solución natural para el envejecimiento facial o la pérdida de volumen facial debido a otras circunstancias en zonas como pómulos, barbilla, ojeras, arrugas nasogenianas, sienes, etc. Deben tener áreas del cuerpo con suficiente grasa para donar, están en buen estado de salud general y tienen expectativas realistas sobre los resultados.

    ¿Quedan cicatrices después del lipofilling en la cara y cuerpo?

    La extracción y la infiltración de grasa del paciente se hace con unas cánulas extremadamente finas por lo que la cicatriz resultante, con el tiempo, se hará prácticamente inapreciable.

    ¿Es posible combinar el lipofilling facial con otros tratamientos estéticos?

    Sí, el lipofilling puede combinarse con otros tratamientos estéticos con el fin de lograr un resultado más armónico o un rejuvenecimiento más evidente. Uno de los procedimientos que suelen demandarse junto a la lipotransferencia en el rostro, es la blefaroplastia y el lifting facial

    ¿Qué zonas se pueden tratar gracias al lipofilling facial?

    Puede mejorar el aspecto estético de diversas zonas de la cara. Las áreas más habituales son los pómulos, el contorno del rostro, el surco de los párpados inferiores, las líneas de marioneta y los surcos nasogenianos. Aunque el lipofilling también puede usarse para tratar zonas corporales como los glúteos o los senos. 

    ¿Se puede fumar durante el postoperatorio de lipofilling facial?

    Tu cirujano te recomendará dejar de fumar tanto semanas antes como después del procedimiento, así como evitar otras sustancias tóxicas como el alcohol. El tabaco afecta negativamente tanto la cicatrización como el proceso de recuperación tras el tratamiento de relleno facial. Lo más indicado es llevar un estilo de vida saludable para lograr una rápida recuperación tras someterse a cualquier cirugía. 

    ¿QUÉ PRECIO TIENE EL LIPOFILLING?

    El precio del lipofilling puede variar dependiendo de las zonas a tratar o si se combina con otros tratamientos estéticos. Por ello, recomendamos contactar con IM CLINIC para obtener un presupuesto a medida teniendo en cuenta tu caso personal, sus necesidades y expectativas. ¡Solicita una primera visita para más información!