¿QUÉ NECESITAS?

Reducción de mamas con prótesis

Reducir el tamaño de las mamas no tiene porque implicar dejar un pecho pequeño, sin forma o sin volumen. Un busto demasiado grande sufre una caída progresiva que acaba provocando una pérdida de volumen en su parte superior. En IM CLINIC, cuando el cirujano plástico lleva a cabo una reducción mamaria puede restituir ese volumen perdido en el polo superior utilizando el propio tejido mamario o mediante un implante. Si usa tejido mamario es posible que no se consiga una restitución completa del volumen y, si la consigue, con el tiempo, volverá a caer. En cambio, utilizar un implante mamario nos permite recuperar dicho volumen de forma más precisa, bella y permanente.

¿Quién puede someterse a una reducción de pecho?

La cirugía de reducción de mamas está dirigida a mujeres descontentas con el tamaño de su pecho, demasiado grande y caído, que pueden padecer problemas médicos como dolores de espalda y cuello, problemas de respiración, deformidades en el esqueleto o problemas de autoestima. Esta cirugía también puede reducir el tamaño de la areola para que haya una mayor armonía con el resto del seno.

¿Se puede dar el pecho después de una mamoplastia de reducción?

Todas aquellas mujeres que deseen dar el pecho a corto o medio plazo deben tener en cuenta que es mejor esperar a someterse a esta operación hasta que la lactancia haya terminado por completo.

¿En qué consiste la cirugía de reducción de mamas?

La técnica más común para llevar a cabo una intervención de reducción de mamas consiste en hacer una incisión en forma de ancla siguiendo la línea natural del pecho para extraer el exceso de tejido glandular, la grasa y la piel sobrantes y mover el pezón y la areola hasta su nueva posición. En el caso que sea necesario introducir una prótesis mamaria, se utilizará esta misma vía. Sin embargo, la técnica varía según cada caso, por ello es imprescindible un diagnóstico preciso que tenga en cuenta las circunstancias de cada paciente.

Duración, anestesia y hospitalización en la reducción de pecho

La mamoplastia de reducción de pecho suele practicarse bajo anestesia general y dura aproximadamente dos o tres horas, aunque puede alargarse según cada caso. La estancia en IM CLINIC es de aproximadamente unas 24 horas.

Las prótesis mamarias usadas en la reducción de pecho

Los implantes mamarios usados en la reducción de pecho son muy similares a los que se usa en el aumento mamario. Estos son de gel cohesivo de silicona de alta calidad de última generación. Actualmente, son las más seguras que existen. Tu cirujano plástico te aconsejará sobre el tipo de prótesis mamarias en tu caso, así como su volumen, su perfil, su proyección, etc. para que consigas el resultado más bonito y natural.

Los resultados en la reducción de pecho

Los resultados de la mamoplastia de reducción pueden observarse a las pocas horas de la cirugía. Sin embargo, al cabo de una semana, aproximadamente, la inflamación empezará a bajar y podrás ver como la mama comienza a tener un aspecto más natural. Podrás observar el resultado final pasados de tres a seis meses, hasta entonces es normal ver ciertos cambios en la forma y el volumen de la mama.

La pequeña incisión necesaria para realizar la cirugía dejará una cicatriz que se irá volviendo imperceptible a partir de los 6 meses en la mayoría de casos.

Recomendaciones después de la reducción de pecho

Después de la reducción de pecho, la paciente deberá llevar un sujetador deportivo que será sustituido al cabo de unos días por un sujetador quirúrgico más suave. Durante la primera semana es posible que sufra algunas molestias –algo más intensas durante los dos primeros días- y que note una pérdida de sensibilidad en el pezón y la areola, que irá recuperando poco a poco.

Después de la primera visita con tu cirujano, este puede aconsejarte empezar con masajes postoperatorios y drenaje linfático, que ayudarán a reducir la inflamación y a recuperarte antes de la intervención.

POSTOPERATORIO: DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA DE REDUCCIÓN DE PECHO

Deberás que esperar entre 10 y 15 días antes de volver a conducir. Si bien es cierto que dependerá de la movilidad de la paciente en función de su evolución.

Deberás dormir boca arriba como mínimo durante el primer mes después de tu reducción de pecho. Aunque siempre dependerá de la recuperación de cada paciente.

De la cirugía de aumento mamario saldrás con un sujetador especial que deberás llevar junto a una banda durante el primer mes después de tu cirugía de pecho. Aunque también dependerá de tu recuperación.

Tras la ducha, es importante mantener las incisiones bien secas. Para ello te aconsejamos que apliques aire frío (¡nunca caliente!) con un secador. No restriegues la toalla por encima de las incisiones.

Si fumas, es aconsejable dejar el tabaco antes de tu cirugía de aumento de pecho. Esto mejorará tanto tu salud como tu cicatrización.

¿Qué molestias sentiré después de mi reducción de pecho?

Durante las primeras 48 horas es posible que sientas algunas molestias así como tirantez en la piel del pecho.

¿Cuándo podré hacer vida normal?

Una semana después de la reducción de pecho podrás empezar a llevar una vida más o menos normal pero sin realizar esfuerzos físicos o con ciertas restricción en la movilidad de tus brazos. Pasadas unas cuatro semanas, podrás empezar a hacer ejercicio físico de manera progresiva y siempre siguiendo los consejos de tu cirujano plástico.

¿Ambos pechos se recuperan a la vez?

Habitualmente, la recuperación no suele ser igual en cada pecho. Es posible que un seno se inflame más que el otro, que las molestias sean menores en un pecho que en el otro… es un procedimiento completamente normal.

¿Perderé sensibilidad?

Después de someterse a una cirugía de reducción de mamas, es posible que el pecho esté un tiempo con poca sensibilidad, incluso que se pierda toda la sensibilidad en la zona del pezón y la areola. Este es un procedimiento normal. La sensibilidad se va recuperando poco a poco durante los primeros meses.

¿Sabes qué es IM Care?

IM Care es el compromiso de IM CLINIC para cuidarte durante todo el primer año después de tu reducción de pecho. Dispondrás de un teléfono de urgencias 24 horas al día para que estés tranquila y nuestro equipo médico te visitará periódicamente para comprobar que los resultados son los esperados.

Aumento, reducción, mastopexia… tu pecho más bonito

20/10/20

La cirugía de pecho es de las intervenciones de cirugía estética más demandadas en el mundo. Más de la mitad de mujeres que acuden a...

¡Fuera los complejos! La Otoplastia permite remodelar tus orejas

06/07/21

La forma de las orejas, su tamaño o su posición respecto a la cabeza es una de las características estéticas que mayores complejos físicos causan,...

Las 15 preguntas frecuentes sobre lipedema

30/06/21

Dar visibilidad al problema de salud que provoca el lipedema, una enfermedad que sufren entre el 6 y el 15% de la población mundial femenina, ha...

Rinoplastia, la cirugía hecha arte

17/06/21

La nariz es la esencia de nuestro perfil facial y la clave de la armonía de nuestro rostro. Ocupa el centro de la cara y...

CONOCE LOS PROYECTOS DE LA
FUNDACIÓN DR. IVAN MAÑERO

IM Clinic