SOLICITA TU CITA GRATUITA

lifting_mini

Bioestimulación de la piel

El plasma rico en factores de crecimiento consiste en una serie de proteínas que se encuentran en las plaquetas y que ayudan a acelerar la recuperación del tejido donde son inyectadas. Las plaquetas se extraen de la sangre de la paciente, se centrifuga para separar el plasma rico en plaquetas y, una vez conseguido, se aplica con unas microinyecciones para que libere dichas proteínas. El proceso suele durar unos 30 minutos y es prácticamente indoloro.

Está indicado en cualquier tipo de piel y no produce ni efectos secundarios ni reacciones alérgicas, pues el material infiltrado es autólogo, es decir, de la propia paciente. Y puede realizarse en cualquier época del año.

La aplicación de la bioestimulación de la piel con PRP reactiva y potencia la actividad regeneradora y reparadora natural de la piel, mediante la activación de fibroblastos (células que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico) dotándola de un aspecto más saludable y rejuvenecido. No solo está indicado para el tratamiento del rostro, también para otras zonas como el cuello, el escote o las manos, donde se consiguen grandes resultados.

Los resultados son mejora de la tersura del cutis, más hidratación, aumento de la producción de ácido hialurónico, mejora del tono del cutis, mayor grosor y consistencia de la piel, y, sobre todo, más luminosidad en el rostro.

Este tratamiento actúa estimulando el tejido, por lo tanto no debemos esperar un resultado instantáneo, sino una mejora paulatina que se hace plenamente visible a partir del séptimo día. Pues las células van reparándose y al hacerlo producen colágeno, elastina y ácido hialurónico.

Suele requerir más de una sesión, dependiendo del estado de la piel de la paciente y de sus circunstancias: si es fumador, si sufre fotoenvejecimiento, si tiene la piel muy deshidratada, etc. Después de cada sesión, la paciente puede reincorporarse de manera inmediata a su vida cotidiana siguiendo unos sencillos consejos.

Este tratamiento puede combinarse con otros procedimientos de salud estética como el botox, los rellenos de arrugas con ácido hialurónico, peelings, radiofrecuencia, vitaminas, etc., para conseguir un resultado excelente.

Es muy importante que este tratamiento sea indicado y realizado por un médico especialista para conseguir los mejores resultados.

Tratamiento capilar
Mesoterapia capilar de vitaminas

La Mesoterapia capilar con vitaminas es un tratamiento bioestimulador que permite recuperar las células del cuero cabelludo. Se aplica con buenos resultados para abordar los problemas capilares: la caída y la calidad del cabello, en particular. Especialmente, es útil en la reactivación del ciclo de funcionamiento de los folículos pilosos.

Está especialmente indicada para aquellas mujeres que tienen un cabello debilitado y que ven cómo éste pierde fuerza y es menos abundante. Gracias a la mesoterapia capilar se reactivan las células a base de vitaminas, ácido hialurónico, coenzimas y oligoelementos esenciales que favorecen el crecimiento de cabello nuevo y mejorar el desarrollo y calidad del ya existente.

El tratamiento consiste en microinyecciones subcutáneas en el cuero cabelludo, indoloras, de principios activos precursores de la revitalización de las células capilares. El tratamiento dura unos minutos y debe repetirse, según indique el especialista. Los resultados empiezan a ser visibles a los 15 días de tratamiento y podrá comprobarse su acción completa hacia los 4 meses.

El resultado es un más cabello con mayor densidad, más sano y más fuerte. Así como una mejora notable del pelo dañado, una regeneración de células y una acción antienvejecimiento de las células capilares. Además, el cabello tiene una menor tendencia a la caída y se estimula su crecimiento.

trichotest
prp

Bioestimulación capilar

El tratamiento de bioestimulación capilar o plasma rico factores de crecimiento también se aplica para frenar la caída del cabello, especialmente cuando la alopecia no está muy avanzada, y potenciar la regeneración capilar.

El tratamiento con PRP activa las células que producen colágeno y ácido hialurónico, encargadas de recuperar el tejido capilar, con lo que se consigue aumentar la regeneración de los folículos pilosos y potenciar su crecimiento.

El tratamiento de bioestimulación capilar o PRP capilar usa la sangre del paciente como base del tratamiento. Se extrae el plasma rico en plaquetas (PRP) de la sangre con una simple inyección similar a una extracción para un análisis rutinario, y, después de centrifugarla, se seleccionan las proteínas que ayudan a la recuperación del tejido donde se inyectarán con unas microinyecciones muy finas.

La bioestimulación está aconsejado para todo tipo de personas ya que no existe posibilidad de rechazo o alergias.

La duración de la sesión depende de cada paciente, pero suele ser habitual unos 30 minutos. Los resultados son progresivos y pueden notarse a partir del primer mes, aunque son más visibles tras la segunda o la tercera sesión.

Es muy importante que este tratamiento sea indicado y realizado por un médico especialista para conseguir los mejores resultados.

IM Clinic