Los meses de otoño e invierno son una época donde solemos estar más tiempo en casa, salimos menos, llevamos una vida social menos atareada y tenemos la oportunidad de  descansar más. Por ello, puede ser un buen momento para plantearse una cirugía estética corporal. Pero la cirugía estética en invierno ¿es una buena idea? 

La cirugía estética en invierno

En primer lugar, debemos tener claro que la mejor estación del año para someterse a cualquier tipo de cirugía estética es aquella en la que dispongas de tiempo y tengas alguien a tu lado que pueda echarte una mano si lo necesitas. Es decir, durante los meses que tengas tiempo para cuidarte y recuperarte con tranquilidad y sin estrés. Sin embargo, el invierno nos ofrece ciertas ventajas a la hora de acelerar el postoperatorio.

Ventajas de operarse en invierno

  • Las temperaturas son bajas y el sol no caliente como en verano. Lo que significa menos hinchazón y retención de líquidos. En otras palabras, el frío puede contribuir a mitigar la posible retención de líquidos que aparece en cualquier cirugía. Sin embargo, el hecho de que haga frío no invita tanto a dar largos paseos que mejoran la circulación y la eliminación de líquidos, por lo que es aconsejable aprovechar el suave sol invernal para pasear.
  • En la mayoría de las cirugías corporales, el paciente deberá llevar una prenda compresiva durante, como mínimo, cuatro semanas. Se trata de una faja de presoterapia o medias compresivas (o ambas) que pueden resultar incómodas si hace calor.  
  • Para algunas personas el postoperatorio terapéutico de las cirugías corporales, como presoterapia o el drenaje linfático,  pueden ser más cómodos en épocas frías que en épocas calurosas. 
  • En las cirugías faciales, aunque debemos seguir teniendo cuidado con el sol, la recuperación es más fácil en invierno porque no hay que estar tan pendiente de los rayos directos del rey astro.
  • En invierno vamos más tapados, por lo que no debemos preocuparnos tanto de la protección solar de las pequeñas cicatrices de la cirugía corporal.
  • En invierno pasamos más horas en casa, tenemos menos vida social y realizamos menos actividades al aire libre. Ello nos ofrece la oportunidad de tener una recuperación más tranquila y pausada. Además, de más discreta. Sin embargo, es importante no “apalancarse” y salir a pasear para tener una rápida recuperación.
  • Podremos disfrutar de los resultados cuando llegue el buen tiempo. El resultado definitivo de una cirugía estética requiere de algunos meses. Al operarnos en invierno, nos aseguramos estar perfectos con la llegada del buen tiempo y el aumento de nuestra vida social.

La cirugía estética más demandada en invierno

Lifting facial

Es, sin dudarlo, la cirugía estética facial que más personas dedicen posponer hasta la llegada del frío. ¿Por qué? Porque para una correcta recuperación es imprescindible evitar el sol directo durante las primeras semanas después de la intervención. De esta manera se evitan consecuencias no deseadas como la aparición de hiper o hipopigmentación como consecuencia de la exposición al sol sin una protección total.

El lifting facial es una cirugía de rejuvenecimiento facial que permite reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante. Esto consigue recuperar la posición natural de los volúmenes faciales desplazados por efecto del paso del tiempo. En ocasiones se combina con otras cirugías, como la blefaroplastia, para eliminar las bolsas de los ojos o los párpados caídos, o el lipofilling facial (Coleman facial), idóneo para recuperar los volúmenes de grasa perdidos con el paso del tiempo. El Dr. Ray Gómez no explica en este vídeo la cirugía del liftig facial y minilifting facial.

Abdominoplastia

La faja imprescindible que hay que llevar durante unas cuatro semanas después de la abdominoplastia, para una mejor recuperación, hace que muchas personas aprovechen días de frío para corregir su abdomen abultado o caído. Esta distensión, que suele afectar tanto a hombres como mujeres, puede ser provocada por múltiples factores, como una gran pérdida de peso, de diversos embarazos o del paso del tiempo.

Con la abdominoplastia se embellece el abdomen eliminando el exceso de piel, corrigiendo los músculos distendidos y eliminando la grasa acumulada. Además, también puede darle al ombligo un aspecto más joven y simétrico.

La cicatriz resultante de la abdominoplastia, que es en forma de U, queda escondida debajo de la ropa interior, es muy fina y parecida a la de una cesárea, aunque algo más larga. Con el tiempo suele volverse imperceptible.

Lipoescultura HD

Si la lipoescultura es muy localizada, lo cierto es que no importa la época del año en que te decidas. Sin embargo, cuando son algo más extensas las prendas de presoterapia utilizadas cubren más, lo que en pleno verano puede ser algo engorroso si no disponemos de un buen aire acondicionado. Además, las prendas más finas en verano, pueden dejar a la vista la prenda compresiva y provocar preguntas que quizás no nos apetezca contestar. Por ello, realizarse la lipoescultura en invierno puede ser una buena opción.

La lipoescultura HD de Alta Definición es la técnica más vanguardista en cirugía corporal que ofrece IM CLINIC. A diferencia de la liposucción tradicional, no solo elimina los cúmulos de grasa, sino que remodela el contorno corporal por completo. En otras palabras, utiliza una tecnología de última generación para actuar de forma selectiva en aquellos tejidos grasos, permitiendo redefinir tanto zonas grandes del contorno corporal como áreas muy pequeñas.

Los resultados no serán visibles hasta las cuatro semanas de la intervención, cuando el paciente lucirá un contorno y silueta más definida, esbelta y atlética. Además, estos resultados pueden perdurar en el tiempo, si se mantiene una dieta equilibrada y se realiza ejercicio de forma habitual.

Lifting de muslos y lifting de brazos

Lifting de muslos o lifting crural y el lifting de brazos o braquioplastia son también cirugías más cómodas en época fresca que en época muy caliente. (Puedes saber más sobre la braquioplastia en este vídeo).

El lifting crural  es una técnica de cirugía plástica que permite eliminar el exceso de piel, el descolgamiento y las arrugas situadas en la parte superior e interna de ambos muslos. El lifting braquial corrige la misma problemática pero de la zona interna de los brazos. En ambos casos el lifting puede combinarse con la eliminación de cúmulos de grasa mediante la liposucción o lipoescultura.

¿Por qué se da el descolgamiento de la piel en estas zonas? En muchas ocasiones, la piel de esta zona sufre una flacidez extrema provocada por la propia constitución de la persona, por razones genéticas o porque el paciente ha sufrido una drástica pérdida de peso. Este exceso de piel puede provocar molestias como rozaduras, llagas, lesiones de la piel que afectan a su salud. El lifting de muslos y el de brazos son cirugías muy agradecida que consiguen rejuvenecer la zona tratada.

Y ahora que ya tienes más información que opinas de la cirugía estética en invierno ¿una buena idea?

¿Qué es una liposucción de piernas?

08/11/22

Liposucción de piernas, muchas mujeres se la plantean cuando la grasa localizada en caderas, muslos, rodillas y tobillos no responde ni a ejercicio físico específico […]

Reconstrucción de la areola y el pezón en el día contra el cáncer de mama

18/10/22

El cáncer más frecuentemente diagnóstico el año pasado en el mundo fue el de mama, con más de dos millones de casos, según datos de […]

La abdominoplastia en hombres

11/10/22

Por mucha dieta y deporte que realicen, muchos hombres no consiguen definir la zona abdominal. Ello puede ser debido a grasa acumulada resistente al ejercicio […]

Tipos de operaciones de pecho

29/09/22

Conocer los tipos de operaciones de pecho puede ser clave si estás pensando en una cirugía mamaria. Y es que el pecho es, sin duda, […]

IM Clinic