¿QUÉ NECESITAS?

¿Quién puede someterse a una blefaroplastia?

Aunque la cirugía de los párpados y las bolsas de los ojos suele asociarse a personas maduras, lo cierto es que personas menores de 35 años también pueden ser candidatas a esta cirugía si, por razones genéticas, hereditarias, etc. desarrollan flacidez excesiva en los párpados o bien tienen tendencia a la acumulación de grasa bajo los ojos que entristece y envejece su rostro.

¿En qué consiste la blefaroplastia o cirugía de los párpados?

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica que permite eliminar el exceso de grasa, piel y músculo que se forma por encima y por debajo de los ojos. Con esta técnica se pueden corregir, por tanto, las bolsas de los ojos, las ojeras y los párpados caídos, que dan al rostro un aspecto cansado, triste y envejecido.

El cirujano plástico debe evaluar meticulosamente cada caso clínico y comentarlo ampliamente antes de la intervención con cada paciente, haciendo ver las posibilidades y también las limitaciones (posibles asimetrías, patologías no corregibles con la blefaroplastia, etc…).

La blefaroplastia puede ser global, en la que se actúa tanto en el párpado superior como inferior. O puede ser parcial: blefaroplastia superior o blefaroplastia inferior.

¿Qué es la blefaroplastia dinámica y en qué se diferencia de la tradicional?

Los factores que envejecen los ojos de una persona no se acotan a lo más evidente: la flacidez de la piel del párpado, que hace que este caiga sobre el ojo, o a la acumulación de grasa en la parte inferior, creando las bolsas. Sino que, además, a medida que cumplimos años, por ejemplo, el ojo pierde su inclinación juvenil (con unos grados ligeramente más elevada del exterior) tendiendo hacia una línea más horizontal; la piel que lo rodea se vuelve más fina por la pérdida de grasa, otorgándole una sensación de ojos hundidos; las cejas pueden haber perdido su altura o quizás solo una de ellas, lo que además dan al rostro una expresión opaca y asimétrica.

La nueva técnica de blefaroplastia dinámica cambia la estrategia a la hora de abordar la cirugía de las bolsas y los párpados de los ojos. Ahora no sólo se propone eliminar aquello que sobra, ya sea la bolsa, la grasa o la piel, sino devolver aquello que se ha perdido, por ejemplo, la grasa facial o la inclinación del ojo o la altura de la ceja. Es decir, el objetivo, no es quitar aquello que nos hace parecer más mayores, cansados y de mal humor, sino también embellecer y rejuvenecer la zona de los ojos en todo su conjunto.

Por ejemplo, en la blefaroplastia dinámica se reposiciona la grasa de la bolsa del párpado inferior a la zona de la mejilla que ha perdido grasa consiguiendo un triple efecto rejuvenecedor: elimina la bolsa de los ojos, aumenta el volumen del pómulo y eleva el pómulo, consiguiendo así un aspecto rejuvenecido y natural. En el párpado superior, el procedimiento es muy parecido, en lugar de extraer la grasa de la bolsa superior, se reubica para dar volumen a la zona de la cola de la ceja, que es un signo de juventud. Reposicionando la grasa en lugar de eliminarla se evita el aspecto de ojos hundidos que puede aparecer con los años.

La blefaroplastia dinámica busca la armonía y el rejuvenecimiento de los rasgos de una manera equilibrada y, sobre todo, natural. Porque si a una persona con bolsas sólo le eliminamos dichas bolsas, se puede dar el caso de que los rasgos no queden rejuvenecidos, sino que los ojos queden hundidos por la falta de grasa en el resto de la cara y eso le dé una expresión envejecida. Para evitarlo, lo mejor es utilizar un análisis individualizado de los factores que envejecen la mirada realizando una serie de técnicas complementarias personalizadas que se adaptan a las necesidades y los rasgos de cada paciente.

Lo más importante es analizar porqué aquella persona tiene una mirada envejecida y corregir el máximo de factores posibles para que el resultado sea un rejuvenecimiento real y armónico de todo el contorno del ojo y, con él, de todo el rostro sin variar la expresividad.

La blefaroplastia dinámica rejuvenece de una manera tan natural, que la gente no nota la cirugía en sí, sino que ven un rostro descansado, rejuvenecido y revitalizado.

Duración, anestesia y hospitalización de la blefaroplastia

La blefaroplastia es una cirugía muy corta que suele durar entre una y tres horas dependiendo si es superior, inferior o total. Es una cirugía ambulatoria, por lo que no suele requerir ingreso hospitalario. Lo más habitual es llevarla a cabo con anestesia local alrededor de los ojos con sedación, para que el paciente esté más tranquilo.

La blefaroplastia dinámica es una cirugía un poco más larga que la tradicional aunque normalmente es ambulatoria y se practica con anestesia local, por lo que el paciente puede volver a casa el mismo día de la intervención.

Los resultados de la blefaroplastia

Aunque los primeros resultados son visibles desde el primer día, existe un proceso de inflamación de la zona, que dependerá de las características personales de cada paciente. A partir de los tres meses los resultados finales son evidentes, aunque debemos esperar hasta los 6 meses para que estos sean definitivos.

Normalmente, las incisiones de los párpados se hacen coincidir con el pliegue palpebral superior, de manera que queda completamente escondida en la parte más posterior del párpado superior. En el párpado inferior, la intervención suele realizarse a través de la conjuntiva por lo que no deja cicatrices visibles.

La blefaroplastia y la blefaroplastia dinámica consiguen un rejuvenecimiento de la zona de los ojos sin afectar a la expresividad natural del paciente. En el caso de la blefaroplastia dinámica el rejuvenecimiento es mucho más evidente y natural, consiguendo un rostro despejado, más vital y joven.

Recomendaciones después de la cirugía de rejuvenecimiento de los ojos

Tras una blefaroplastia, el paciente requiere de reposo durante las primeras 48 h y de aplicación de frío local. El postoperatorio no es doloroso, aunque el paciente puede sentir una sensación de tirantez. Hay poca inflamación, pero es recomendable durante los primeros días y hasta que la inflamación ceda, dormir con la cabeza algo elevada para evitar la acumulación de líquidos en la zona operada.

El paciente podrá incorporarse a su vida social normal al cabo de una semana aproximadamente. Durante la primera visita con su cirujano, le recomendará cuando empezar con el tratamiento terapéutico postoperatorio y el drenaje linfático. Estos tratamientos acelerarán su recuperación y bienestar.

POSTOPERATORIO: DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE BLEFAROPLASTIA

Después de la cirugía podrás ingerir una dieta normal. Pero durante los primeros días postoperatorios te recomendamos comer más veces pero en menor cantidad hasta normalizar tu ritmo intestinal.

Debes evitar en la medida de lo posible ingerir alimentos salados, amargos o difíciles de masticar durante los primeros días.

Es recomendable dormir y reposar con la cabeza elevada durante los primeros días.

Es importante que realices un reposo relativo durante los primeros días. Evita coger peso y agacharte bajando la cabeza por delante del cuerpo.

Es posible que tengas tendencia durante los primeros días a la hipotensión (mareos), en estos casos es recomendable ingerir alguna bebida estimulante como café, té, cola…

A los tres días de la cirugía podrás ducharte con normalidad. Es importante, tras la ducha, mantener las heridas secas. Para ello te aconsejamos que apliques aire frío (nunca caliente) con un secador. Si existen incisiones en la zona del cuero cabelludo, es importante evitar también que el cabello quede húmedo.

Lave los ojos con suero fisiológico durante los primeros días.

Si eres fumador/a es muy importante que dejes de fumar con anterioridad a la cirugía y reduzcas drásticamente el consumo de tabaco después. El tabaco interfiere negativamente en la cicatrización de los tejidos.

¿Cambia la expresividad después de una blefaroplastia?

No, se mantiene la expresividad natural. La mirada es la misma pero más fresca, como cuando el paciente era joven.

¿La cirugía de la blefaroplastia afecta a la vista?

No, en absoluto. Ya que no se trata de una cirugía del ojo, sino de los párpados.

¿Puedo someterme a una blefaroplastia si tengo problemas de visión?

No hay ningún problema, ya que la blefaroplastia no interviene en la visión del paciente. Pero en caso de padecer alguna enfermedad como el glaucoma, es imprescindible comentarlo con su cirujano plástico.

En caso de llevar lentillas, ¿Cuándo se pueden volver a usar?

Depende de si hay o no inflamación en la zona. Lo más habitual es poder volver a usarlas pasadas un par de semanas desde la cirugía.

Después de una blefaroplastia, ¿Pueden volver a aparecer bolsas en los ojos?

Mayoritariamente, los resultados de la blefaroplastia son permanentes.

¿A qué edad es recomendable someterse a una blefaroplastia?

A partir de los 30 años si las bolsas de los ojos o los párpados caídos suponen una molestia ya sea a nivel físico, emocional o de autoestima.

¿Fumar habitualmente puede influir en el resultado?

Sí. El consumo de tabaco influye especialmente en la cicatrización y en la recuperación postquirúrgica, por lo que antes de someterse a cualquier intervención de cirugía plástica, pero especialmente las del rostro, se deberá reducir al máximo el consumo de tabaco o, mejor, dejar de fumar.

¿Sabes qué es IM Care?

IM Care es el compromiso de IM CLINIC para cuidarte durante todo el primer año después de tu lifting facial. Dispondrás de un teléfono de urgencias 24 horas al día para que estés tranquila y nuestro equipo médico te visitará periódicamente para comprobar que los resultados son los esperados.

Tratamientos para rejuvenecer la mirada

29/07/20

En una época Covid19 como la que vivimos, las mascarillas se han convertido en un accesorio imprescindible en nuestro día a día. Y parece que...

¡Fuera los complejos! La Otoplastia permite remodelar tus orejas

06/07/21

La forma de las orejas, su tamaño o su posición respecto a la cabeza es una de las características estéticas que mayores complejos físicos causan,...

Las 15 preguntas frecuentes sobre lipedema

30/06/21

Dar visibilidad al problema de salud que provoca el lipedema, una enfermedad que sufren entre el 6 y el 15% de la población mundial femenina, ha...

Rinoplastia, la cirugía hecha arte

17/06/21

La nariz es la esencia de nuestro perfil facial y la clave de la armonía de nuestro rostro. Ocupa el centro de la cara y...

CONOCE LOS PROYECTOS DE LA
FUNDACIÓN DR. IVAN MAÑERO

IM Clinic