Existen épocas del año en las que notamos que el cabello se cae más, como la primavera o el otoño. Esta pérdida de cabello estacional es habitual y, además de temporal, es reversible. Esto quiere decir que la cantidad de cabello se recupera una vez pasadas entre 4 y 6 semanas. Debemos tener en cuenta que cada día es normal perder entre 50 y 100 cabellos cada día. Depende de la época del año, de nuestra alimentación o nuestro estado de estrés esta cantidad puede multiplicarse. Cuando hablamos de alopecia siempre pensamos en hombres, pero la alopecia femenina también existe y preocupa mucho a quien la sufre.

Según un estudio realizado por Svenson, en España al 60% de los encuestados les preocupa cualquier alteración que sufra su cabello. Y esto afecta tanto a hombres como mujeres. De hecho, mientras que los hombres suelen buscar soluciones a los primeros indicios, muchas mujeres, cuando empieza la caída del cabello, no saben si se trata de un hecho estacional, hormonal o, por el contrario, de un problema crónico. Por esta razón, hoy queremos dar respuesta a aquellas preguntas sobre la alopecia femenina que nos angustian.

¿Las mujeres pueden sufrir alopecia?

Cuando hablamos de alopecia, por lo general, se piensa en hombres. Sin embargo, la alopecia no solo es un problema que les afecte a ellos; se estima que entre el 25% al 30% de las mujeres la sufrirán en algún momento de su vida. 

La alopecia femenina se caracteriza por una pérdida de densidad capilar en zonas visibles del cuero cabelludo, como por ejemplo, la parte superior o delantera. A diferencia de la masculina, es muy infrecuente que la calvicie progrese en su totalidad. Además, esta situación también tiene consecuencias a nivel psicológico, ya que la gran mayoría sufre de angustia, ansiedad y depresión por esta cuestión. 

injerto capilar

¿Cuáles son las causas de la pérdida de pelo en la mujer?

Las causas de la alopecia en mujeres son muy variadas, destacando de todas los desequilibrios hormonales. Una de las etapas donde es más frecuente la caída anormal del cabello es después de la menopausia, ya que se produce un descenso de los estrógenos y una aumento de andrógenos. Además, también es habitual que se produzca una caída inusual de pelo después del parto, ya que el organismo debe recuperar el equilibrio hormonal. 

No debemos olvidar, que otra de las causas es la genética. Tener antecedentes en la familia de alopecia (sea masculina o femenina), aumenta las posibilidades de sufrirla. Al igual, que un mal funcionamiento de glándulas tiroideas, porque un exceso o escasez de tiroxina acabará repercutiendo en la calidad del cabello. 

Por otra parte, también existen otros factores que pueden debilitar el cabello, como son:

  • Estrés y ansiedad
  • Ciertos medicamentos
  • Mala alimentación
  • Fumar
  • Higiene capilar deficiente
  • Abuso de tintes y/o extensiones 

¿Qué tipos de alopecia femenina existen?

En cuestión de la caída del cabello en las mujeres, existen tres tipos principales de alopecia:

Androgénica femenina:

Es el tipo de alopecia más frecuente. Se caracteriza por el adelgazamiento, pérdida de brillo y fuerza del cabello, por lo general, en la zona parietal. Las causas principales son los desequilibrios hormonales, especialmente en la menopausia. Aunque, también se relaciona con estrés y mala alimentación.

Areata:

Se caracteriza por la pérdida de cabello en zonas específicas del cuero cabelludo, sin seguir un patrón similar entre diferentes mujeres. En este tipo de alopecia se presenta una inflamación del folículo piloso, que puede ser producido por factores diversos como estrés, alergia, procesos infecciosos…

Alopecia difusa:

Este tipo de calvicie se caracteriza porque el ciclo del cabello pasa de la etapa anagen (es decir, la de crecimiento) a telogen (a la de caída), produciendo zonas calvas. A diferencia de los descritos más arriba, este tipo de alopecia es reversible y suele tratarse sólo de una cuestión temporal.

medicina regenerativa

¿Qué tipo de tratamiento para la alopecia femenina existe?

Existen tratamientos para evitar la caída del cabello, pero también para conseguir un aspecto más denso.  Siempre es imprescindible llevar a cabo un diagnóstico de la mano de un buen profesional con experiencia que nos guíe a la hora de tratar nuestra alopecia. Te presentamos dos tratamientos más efectivos de medicina regenerativa y capilar para frenar la caída del cabello y recuperar la vitalidad a tu pelo: 

Mesoterapia capilar de vitaminas:

Es un tratamiento bioestimulador que permite recuperar las células del cuero cabelludo, especialmente en la reactivación del ciclo de funcionamiento de los folículos pilosos. La mesoterapia capilar de vitaminas consiste en microinyecciones subcutáneas en el cuero cabelludo, indoloras, a base de vitaminas, ácido hialurónico, coenzimas y oligoelementos esenciales que favorecen el crecimiento de cabello nuevo y mejorar el desarrollo y calidad del ya existente.

Mesoterapia capilar con fármacos específicos:

Consiste en un tratamiento loca que se lleva a cabo con microinyecciones que permiten infiltrar un fármaco que inhibe la 5Alpha reducatasa y estabiliza la caída del cabello. Este tratamiento se complementa con una fórmula magistral que se toma por vía oral y que actúa como vasodilatador, inhibidor de la 5 alpha reductasa y aporta vitalidad al cabello.

Bioestimulación capilar:

Es un tratamiento destinado a frenar la caída del cabello, especialmente cuando la alopecia aún no está avanzada. Consiste en usar la sangre del paciente como base del tratamiento. Se extrae el plasma rico en plaquetas (PRP) de la sangre con una simple inyección similar a una extracción para un análisis rutinario, y, después de centrifugarla, se seleccionan las proteínas que ayudan a la recuperación del tejido donde se inyectarán con unas microinyecciones muy finas.

Dermopigmentación para la alopecia y otras opciones

Además de estos tratamientos que permiten mejorar y evitar la caída del cabello, existen otros abordajes que también son interesantes tener en cuenta. Estas son algunas de las opciones:

  • Nutrición personalizada: dicen que somos los que comemos y es que la alimentación también es muy importante tanto para prevenir como para mejorar la caída del cabello.  Por ello puede ser muy interesante completar los tratamientos médicos con un seguimiento nutricional que nos permita mejorar la calidad y la fortaleza de nuestro cabello.
  • TrichoTest un test genético: que nos permite conocer las causas de la alopecia. El TrichoTest es una prueba que analiza tanto variaciones genéticas como otros factores extrínsecos relevantes para comprender en profundidad las causas de la alopecia en cada caso. Con esa información se puede abordar de manera personalizada el tratamiento a seguir.
  • Dermopigmentación capilar:  aunque suele ser más habitual en hombres que en mujeres, la dermopigmentación del cuero cabelludo permite generar un efecto óptico de mayor densidad capilar.  Para conseguirlo se usan pigmentos hipoalérgicos que pueden ser provisionales, con unos resultados que duran entre 12 y 18 años, cuando la alopecia es provisional. Cuando alopecia es permanente se suele recomendar los pigmentos permanentes, en este caso tienen una duración de entre 7 y 15 años. 

Estos tratamientos para la alopecia femenina te ayudarán a frenar la caída del cabello, estimulando la aparición de nuevos pelos, así como reforzando la densidad y el brillo de este. Si quieres mejorar la calidad de tu pelo, no lo dudes y contacta con IM CLINIC para un diagnóstico por parte de un especialista que permita identificar y aconsejarte cual es el mejor tratamiento anticaída para ti.

¿Crees que puedes estar sufriendo alopecia? Ponte en contacto con nosotros y solucionaremos tus dudas.

    Artículos relacionados

    ¿Qué es un lifting facial?

    15/02/24

    Láser e IPL: cómo tener una piel radiante

    24/01/24

    Rellenos dérmicos: por qué son tan populares

    17/01/24

    Mitos de la cirugía plástica

    08/01/24

    13 de marzo de 2023