En el mundo de la medicina estética, los rellenos dérmicos se han convertido en una opción popular para quienes buscan rejuvenecer su apariencia de manera no invasiva. Estos procedimientos ofrecen resultados naturales y duraderos, lo que explica su creciente demanda. Conocer exactamente qué son los rellenos dérmicos, los tipos de relleno que existen, las áreas de aplicación o sus ventajas e inconvenientes puede ayudarte a saber si este es un tratamiento para ti.

Los rellenos dérmicos son productos que se inyectan en la piel, la mucosa o tejidos blandos, diseñados para restaurar el volumen perdido, otorgar una mayor proyección a ciertas zonas, suavizar arrugas y líneas finas, así como mejorar la apariencia general de la piel envejecida. Estos productos, que forman parte de un amplio grupo de tratamientos faciales de medicina estética, están compuestos por sustancias seguras y biocompatibles que se inyectan en la dermis para lograr resultados inmediatos y de aspecto natural. Otras especialidades médicas también usan rellenos dérmicos como en el tratamiento de cicatrices, en problemas de articulaciones o la lipodistrofia por HIV.

Tipos de rellenos dérmicos disponibles

La amplia gama de rellenos dérmicos disponibles en la actualidad proporciona opciones personalizadas para abordar diversas preocupaciones estéticas. Cada tipo de relleno está formulado con ingredientes específicos, y la elección depende de las necesidades individuales del paciente. Aquí hay una visión más detallada de algunos de los tipos más comunes:

  • Ácido hialurónico: Este tipo de relleno es conocido por su capacidad para retener agua, proporcionando hidratación y volumen a la piel. De hecho, está presente en nuestro organismo, por lo que es un compuesto totalmente compatible con nuestro organismo y no requiere test de tolerancia. Es eficaz para suavizar arrugas y líneas finas, así como para agregar plenitud e hidratación a los labios y las mejillas, para hidratar la piel en profundidad, volviéndola más jugosa, o para la bioremodelación facial para combatir la flacidez.
  • Hidroxiapatita cálcica: Este relleno, conocido por su capacidad para estimular la producción de colágeno a largo plazo, es eficaz para tratar áreas con pérdida de volumen, como las mejillas y la mandíbula, así como para luchar contra la flacidez facial. Tiene propiedades viscoelásticas y actúa como bioestimulante para la producción de colágeno durante 1 a 2 años después de su aplicación.
  • Ácido poliláctico: Es también un estimulador de colágeno que puede utilizarse tanto en tratamientos faciales como corporales. Es un relleno dérmico que no voluminiza, sino que reafirma la piel y le confiere tersura, por ello consigue unos resultados muy naturales.
  • Grasa Autóloga: Se extrae del propio cuerpo del paciente mediante liposucción, se purifica y se inyecta en áreas específicas para corregir la pérdida de volumen y mejorar la calidad de la piel. Como es del propio paciente, no existe la posibilidad de rechazo o de alergias.
Mesoterapia facial
tratamientos de la zona peribucal

Zonas donde se pueden aplicar estos rellenos dérmicos

La versatilidad de los rellenos dérmicos permite su aplicación en varias áreas del rostro, proporcionando soluciones efectivas para diversas preocupaciones estéticas. Aunque existen más zonas donde pueden aplicarse los diferentes rellenos dérmicos, estas son algunas de las más comunes:

  • Líneas de expresión y arrugas: Especialmente en el entrecejo y la frente.
  • Labios: Para conseguir un otorgar mayor volumen y la proyección de los labios. También mejora del contorno y la definición cuando se usa como perfilador. Además, permite el rejuvenecimiento, la hidratación, así como corrección de asimetrías.
  • Mejillas y pómulos: Reposición de los volúmenes faciales y mejora del contorno facial.
  • Surcos nasolabiales, líneas de marioneta y código de barras: Reduce los pliegues i las líneas notablemente consiguiendo rejuvenecer la zona de la boca.
  • Área de la mandíbula: Reafirmación y definición de la línea mandibular, mejora del volumen del mentón. Este tratamiento también permite una “masculinización” de la mandíbula que consiste en proyectar y marcar una mandíbula más cuadrada.
  • Región temporal y cejas: Elevación y rejuvenecimiento de la zona y mejora de la flacidez del rostro al recuperar el volumen perdido.
  •  Zona de las ojeras: Rejuvenecimiento de la zona de los ojos al otorgar volumen a la zona de la ojera y evitar el hundimiento del ojo. Además, corrige las ojeras oscuras consiguiendo un aspecto más saludable y vital.
  • Rejuvenecimiento de manos: Mejora de volumen y textura, además de hacer menos visibles las venas y conseguir una mayor densidad e hidratación de la piel.

Estas zonas representan solo algunas de las áreas donde los rellenos dérmicos pueden lograr resultados notables. La aplicación experta de estos productos permite a los profesionales de la medicina estética abordar específicamente las necesidades y deseos individuales de cada paciente, proporcionando un enfoque personalizado para lograr una apariencia rejuvenecida y natural.

Cualquier persona que desee mejorar la apariencia de su piel y corregir signos de envejecimiento puede considerarse candidato para rellenos dérmicos. Idealmente, los candidatos son personas saludables sin contraindicaciones médicas específicas. Una consulta con un médico estético experto puede determinar la idoneidad de cada individuo.

La preparación para un procedimiento de rellenos dérmicos suele ser sencilla. Se recomienda evitar el consumo de alcohol y ciertos medicamentos antes del tratamiento para minimizar el riesgo de hematomas. Además, es esencial seguir las indicaciones del médico respecto a cuidados antes del tratamiento.

El procedimiento de aplicación de rellenos dérmicos es rápido y relativamente sencillo. Debe ser realizado por un médico especialista en un consultorio con autorización sanitaria,  y no suele requerir anestesia, aunque en ocasiones puede ofrecerse anestesia tópica (en crema) para un mayor confort del paciente. Suele usarse un tipo de aguja o cánula muy fina a través de la cual se introduce el producto. Dependiendo del tipo de relleno y las áreas a tratar, la sesión puede durar entre 15 minutos y una hora. Los resultados son visibles de inmediato, con poco o ningún tiempo de inactividad.

mesoterapia facial pros y contras

Consejos después del tratamiento con rellenos dérmicos

Después de un tratamiento con relleno dérmico es muy importante seguir los consejos de nuestro médico estético para conseguir unos resultados óptimos y evitar cualquier molestia que pudiera surgir.

Entre las recomendaciones podemos destacar el hecho de no tomar el sol directamente, no realizar deporte y no realizar ningún otro tratamiento facial con calor a lo largo de las primeras 24 horas después del tratamiento. Además, nuestro médico estético puede aconsejarnos a cerca de hábitos saludables y tratamientos no invasivos para alargar los resultados obtenidos.

Ventajas de los rellenos dérmicos

La popularidad de los rellenos dérmicos se debe a sus ventajas. En primer lugar, ofrecen resultados inmediatos, lo que significa que los pacientes pueden disfrutar de una apariencia más joven justo después del tratamiento. Además, la mayoría de los procedimientos son mínimamente invasivos, lo que reduce los riesgos y el tiempo de recuperación. En manos expertas, los rellenos dérmicos permiten unos resultados muy naturales que pueden alargarse en el tiempo si se siguen los consejos del médico.

Otra de las ventajas es que, debido a la gran variedad de rellenos dérmicos de los que disponemos hoy en día, se puede personalizar el tratamiento según el estado de la piel, las necesidades y objetivos del paciente.

La duración de los resultados varía según el tipo de relleno, la zona en la que se ha inyectado, el metabolismo y la piel del paciente y otros factores externos. Los tratamientos pueden durar desde 6 meses hasta dos años, o incluso más.

Los rellenos dérmicos han ganado popularidad debido a su capacidad para proporcionar resultados notables sin necesidad de procedimientos más invasivos. Estos tratamientos de salud estética ofrecen una solución efectiva y segura para aquellos que buscan rejuvenecer su apariencia consiguiendo unos resultados armónicos y naturales. Si estás considerando un tratamiento con rellenos dérmicos, recuerda que es imprescindible consultar con un médico estético con experiencia para personalizar tu tratamiento y conseguir el mejor enfoque para ti.

¿Necesitas más información sobre los rellenos dérmicos? Ponte en contacto con nosotros y solucionaremos tus dudas.

    Artículos relacionados

    Tratamiento integral del lipedema

    14/06/24

    Celulitis Fibrosa: ¿cuál es su tratamiento?

    06/06/24

    Flacidez facial: qué es y cómo combatirla

    28/05/24

    ¿Es bueno comer fruta de postre?

    22/05/24

    17 de enero de 2024