La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y nuestro escudo contra el mundo exterior. Pero a menudo, esta barrera exterior puede verse comprometida por la deshidratación. Si has experimentado tirantez, descamación o enrojecimiento, es posible que tu piel esté deshidratada. Pero no te preocupes, te explicamos que es la piel deshidrataa y cómo combatir este problema para recuperar una piel radiante y saludable.

La deshidratación cutánea puede deberse a una serie de factores, pero básicamente, es la falta de agua en las capas superficiales de la piel lo que la caracteriza. Es decir, “la piel deshidratada se caracteriza por la falta de moléculas de agua en las capas superficiales de la piel, en particular en la epidermis y la dermis, junto con una alteración en la función de barrera de la piel”, explica la dra. Cerón, médico estétic de IM CLINIC. Esto puede manifestarse en síntomas como tirantez, descamación, enrojecimiento y una apariencia apagada.

La exposición al sol, el clima, una dieta deficiente, productos agresivos y el proceso natural de envejecimiento pueden debilitar la barrera cutánea y causar la pérdida de humedad.

Hidratar la piel

Es importante destacar que la piel deshidratada no es lo mismo que la piel seca. La piel seca es un tipo de piel, mientras que la piel deshidratada es una condición temporal que puede afectar a cualquier tipo de piel, incluso a la piel grasa. La piel seca es una falta crónica de aceite, mientras que la piel deshidratada es una falta de agua. También podemos confundir la piel envejecida con la piel deshidratada, mientras que es posible que cuando envejezamos nuestro cutis pierda hidratación que debamos reponer, la piel deshidratada puede darse a cualquier edad.

Factores externos que contribuyen a la deshidratación

  • Exposición Solar:Los rayos UV pueden dañar la barrera cutánea y aumentar la pérdida de agua.
  • Clima: Ambientes secos, muy fríos o muy cálidos pueden despojar a la piel de su humedad natural.
  • Productos Agresivos: El uso excesivo de productos químicos fuertes o limpiadores abrasivos puede afectar negativamente la barrera de la piel.
Zona perioral

¿Cómo diagnosticar la piel deshidratada?

Antes de comenzar a tratar la piel deshidratada, es esencial diagnosticarla adecuadamente. Algunos signos comunes incluyen tirantez, descamación y una sensación de aspereza. Puedes hacer una simple prueba de pellizco: si al pellizcar suavemente la piel no vuelve a su posición original de inmediato, es probable que esté deshidratada.

Para prevenir y tratar la deshidratación, debemos asegurar la integridad de la barrera cutánea, así como aportar a la piel los nutrientes o el agua que necesita.

hidratar piel desde el interior

Hidratación desde el interior: la importancia del agua y la dieta

  • Agua: Beber suficiente agua a lo largo del día es fundamental para mantener la hidratación interna. Esto ayuda a que la piel retenga la humedad.
  • Dieta: Incorpora alimentos ricos en agua, como frutas y verduras, en tu dieta para proporcionar nutrientes esenciales a la piel.

Selección de productos tópicos

Elegir los productos de cuidado de la piel adecuados es crucial:

  • Ácido Hialurónico: Busca productos con ácido hialurónico, que retiene el agua y ayuda a hidratar la piel.
  • Moléculas de agua libre: Algunos productos transportan moléculas de agua directamente a la piel para una hidratación inmediata.
  • Lípidos: Los productos con lípidos fortalecen la barrera cutánea y evitan la pérdida de agua.

En este vídeo te mostramos algunos de los cuidados de la piel que aconsejamos desde IM CLINIC.

Rutina de cuidado facial

Sigue una rutina de cuidado facial regular que incluya limpieza suave, tonificación y la aplicación de productos hidratantes. No olvides el protector solar para proteger tu piel de los daños del sol.

Tratamientos profesionales para combatir la piel deshidratada

Después del verano, es un momento ideal para considerar tratamientos faciales profesionales en una clínica de medicina estética. Algunas opciones efectivas incluyen:

Mesoterapia facial con ácido hialurónico:

La mesoterapia es un tratamiento que se puede emplear tanto en la región facial como corporal.  Consiste en la inyección intradérmica en capas superficiales de la piel de una serie de compuestos o sustancias que van a tener una función de hidratación y de estimulación de la formación de colágeno y elastina. El ácido hialurónico es el compuesto más utilizado ya que tiene una alta capacidad de captación de moléculas de agua y, además, la molécula en sí, estimula al fibroblasto para formar colágeno y elastina. Por lo tanto, por un lado, tenemos la función de hidratación y por el otro, de redensificado de la piel gracias a la mesoterapia. Además, también se pueden vehiculizar o inyectar vitaminas como la Vitamina C, así como péptidos u oligoelementos y sustancias antioxidantes. Por lo tanto, tenemos una acción más global para todos los problemas de la piel después del verano, ya no solo la deshidratación, sino también la falta de tersura, la tez apagada o las manchas.

Radiofrecuencia:

Es un tratamiento que, con un dispositivo, aplicamos ondas electromagnéticas a las capas más superficiales de la dermis. Produce un aumento de temperatura local de manera totalmente indolora estimulando las reacciones dentro de la piel y de los fibroblastos (la célula principal de la dermis) para producir colágeno y elastina. El efecto global de la radiofrecuencia es redensificar la piel y crear un efecto lifting o retensado. También activa la microcirculación y prepara la piel para que todos los tratamientos cosméticos y médico-estéticos tengan mayor efectividad, tanto con la mesoterapia o con los tratamientos de cosmética convencional. La radiofrecuencia se puede hacer en rostro y cuerpo así como también en cuello y escote, que es una de las zonas que más se resiente después de verano.

Medicina regenerativa:

La medicina regenerativa también puede ser un gran aliado para hidratar la piel. Consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente, se procesa para obtener el PRP rico en factores de crecimiento, y luego se inyecta en la piel del rostro. Estos factores de crecimiento estimulan la producción de colágeno y elastina, mejorando la hidratación y textura de la piel. El resultado es una piel más luminosa, firme y saludable de forma segura y sin cirugía.

Peeling químico:

La mejor época para realizarlos es en otoño y en invierno, cuando la exposición solar no es tan intensa como en verano. Los peelings se usan principalmente para retexturizar la piel, es decir, para mejorar las manchas, la luminosidad, la textura y las arrugas finas. Los peelings, normalmente, se suelen realizar con alfahidroxiácidos y, dentro de estos, el tipo de compuesto ideal para ayudar a hidratar la piel es el ácido láctico. Este, se obtiene de la fermentación de los azúcares de la leche y lo que hace es favorecer la hidratación de las células de la piel. También es sebo-regulador y se utiliza como despigmentante y retexturizante. Es uno de los ácidos que se utilizan para peeling más suaves y que mejor tolera la piel que, en estos momentos y después del verano, se puede encontrar más irritada o dañada.

Mesoterapia facial
Tratamiento personalizado para piel deshidratada

Morpheus 8:

Morpheus 8 es un tratamiento revolucionario que combina tecnología de radiofrecuencia fraccionada con microagujas para tratar eficazmente la piel deshidratada. El procedimiento implica la inserción de pequeñas agujas en la piel, que entregan energía de radiofrecuencia en las capas profundas de la dermis. Esta combinación estimula la producción de colágeno y elastina, mejorando la firmeza y elasticidad de la piel. Además, Morpheus 8 también ayuda a mejorar la textura y la hidratación de la piel, lo que la convierte en una excelente opción para abordar la piel deshidratada.

Microneedling:

El microneedling es un tratamiento no invasivo que utiliza microagujas para crear microlesiones controladas en la piel que estimulan la producción de colágeno y elastina, lo que mejora la textura, la firmeza y la hidratación de la piel. El microneedling puede ayudar a la piel a absorber mejor los productos hidratantes y otros nutrientes, lo que resulta en una piel más suave e hidratada.

Tratamientos de estética avanzada:

Especialmente aquellos realizados con ácido hialurónico. Es importante que, después de un estudio de tu piel, la terapeuta adapte el tratamiento facial según tu edad y el estado de deshidratación de tu piel.

En IM CLINIC, ofrecemos una variedad de tratamientos diseñados para revitalizar tu piel y devolverle su vitalidad. Con el conocimiento adecuado y una atención cuidadosa, puedes combatir eficazmente la piel deshidratada y lograr una piel radiante y saludable. ¡Tu piel merece ser mimada!

¿Necesitas más información sobre la piel deshidratada, causas, cuidados y tratamientos? Ponte en contacto con nosotros y solucionaremos tus dudas.

    Artículos relacionados

    Cómo lograr un aumento de pecho natural

    16/05/24

    Rejuvenecimiento vaginal: ¿En qué consiste?

    06/05/24

    ¿Qué es el lipofilling facial?

    30/04/24

    Tratamientos antiedad: luce una piel joven

    22/04/24

    15 de septiembre de 2023