¿QUÉ NECESITAS?

¿Quién es un buen candidato para un aumento de glúteos?

La gluteoplastia o aumento de glúteos es una cirugía que se realiza tanto en mujeres como hombres, habitualmente en edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, que desean un mayor volumen, proyección o mejorar la zona de los glúteos.

El paciente ideal es aquel que tenga una piel elástica y de buena calidad en las nalgas. Y por ello debemos ser conscientes de que la flacidez cutánea y la falta de tono muscular limitan los resultados. Así, cuanto más avanzada es la edad en la que decidimos someternos a esta cirugía, los resultados pueden ser más pobres. Por eso, no está indicado en pacientes que presenten caída del glúteo o excesiva flacidez en la zona glútea. En estos casos el procedimiento principal es distinto, aunque se pueden conseguir buenos resultados.

¿En qué consiste la intervención de aumento de glúteos?

La gluteoplastia consiste en dar forma, volumen y proyección a los glúteos mediante utilización de implantes, grasa autóloga (lifofilling) o una combinación de ambas técnicas.

CON IMPLANTES: En el caso de usar implantes de glúteos, estos se introducen a través de una pequeña incisión vertical que se realiza entre los dos glúteos, a la altura del coxis, de manera que la cicatriz queda completamente escondida. Las prótesis son parecidas a las que se usan en el aumento de mamas, pero el gel de silicona es algo más cohesivo (más denso), ya que, por las características de la región anatómica, se precisa implantes más duros al tacto y con mayor resistencia a la compresión.

LIPOFILLING: El lipofilling o lipotransferencia es una técnica quirúrgica que consiste en extraer grasa de una parte de nuestro cuerpo para transferirla a otra. Mediante una lipoescultura se extrae la grasa de otras zonas del cuerpo del paciente en donde haya cúmulos como en el abdomen, los muslos, los trocánteres, etc. Esto, además de permitir conseguir la grasa necesaria para los glúteos, también consigue remodelar y armonizar el resto del contorno corporal. La grasa conseguida, se purifica para eliminar impurezas y se enriquece antes de volver a inyectarla, esta vez en las nalgas. Como el material utilizado para conseguir un mayor volumen de los glúteos es autólogo, es decir, del propio paciente, no existe posibilidad de rechazo ni alergias. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existe la posibilidad de reabsorción parcial y aleatoria de la grasa infiltrada por lo que, a veces, es necesario repetir el proceso, aunque una vez prendida la grasa, los resultados son permanentes y están exentos de complicaciones tardías. Si optamos por esta técnica, deberemos tener claro que el lipofilling puede mejorar el contorno del glúteo, darle una mayor proyección, conferirle una forma más bonita, pero no aumentarlo de una manera prominente o voluptuosa.

TÉCNICA COMBINADA: Lo más frecuente es combinar ambas técnicas: las prótesis y el lipofilling, cuando lo que buscamos es remodelar y otorgar un mayor volumen.

Duración, anestesia y hospitalización del aumento de glúteos

La intervención de aumento de glúteos suele durar entre 1,5 y 2 horas, se practica con anestesia general y solo precisa estancia, en IM CLINIC, de una noche.

Resultados del aumento de glúteos

Los resultados son muy buenos, sobre todo en aquellos pacientes que tienen un glúteo bonito, pero con cierta falta de proyección o que perciben falta de volumen.

La ubicación de la cicatriz en el pliegue interglúteo hace que quede muy disimulada.

Recomendaciones postoperatorios del aumento de glúteos

Durante las tres o cuatro semanas siguientes de la intervención, se deberá llevar una faja especial.

Y deberá dormir boca abajo durante las primeras dos semanas después de la cirugía del aumento de glúteos.

Debe evitarse realizar ejercicio físico que implique la zona afectada durante al menos durante cinco o seis semanas, así como recibir inyecciones en la zona glútea.

Se podrá volver a la vida cotidiana pasados unos 10 días, siempre y cuando no implique realizar esfuerzos físicos.

POSTOPERATORIO: DESPUÉS DE UN AUMENTO DE GLÚTEOS

Podrás volver a ducharte con normalidad pasados unos 2 o 3 días desde la cirugía. Deberás tener mucho cuidado con las incisiones que deberás secar con aire frío (con secador de pelo).

Es importante que realices un reposo relativo durante los primeros 7 días. Evita coger peso. Durante las primeras dos semanas deberás dormir boca abajo.

Deberás llevar una faja corporal durante las primeras semanas después del aumento de glúteos.

Llevarás drenajes durante las primeras horas después del aumento de glúteos. Los puntos serán retirados a los 5 días de la cirugía.

Durante los primeros días es aconsejable que lleves una dieta blanda.

El aumento de glúteos en hombres y mujeres, ¿se realiza de la misma manera?

La cirugía es muy parecida, pero el objetivo es distinto. Mientras que los hombres demandan un aspecto más musculado de las nalgas. Las mujeres optan por un aspecto más redondeado y suave.

¿Cuánto tiempo deberé dormir boca abajo después de mi aumento de glúteos?

Habitualmente, son necesarios entre 15 días y un mes para volver a poder dormir en la postura que más te apetezca. Aunque deberás seguir los consejos de tu cirujano sobre tu caso concreto.

Si soy muy delgada ¿puede hacerse la técnica mixta o el aumento con grasa propia?

En caso de mujeres u hombres muy delgados y con muy poca grasa corporal, la técnica recomendada es la de implantes de glúteos. De todas maneras, se debe hacer un diagnóstico porque en personas con un peso normal sí es posible la técnica mixta o con propia grasa de aumento de glúteos si tienen cúmulos grasos en alguna zona de su contorno corporal.

¿Deberé llevar drenajes después de mi aumento de glúteos?

Depende de cada caso. En ocasiones es necesario el uso de drenajes para mejorar la eliminación de líquidos y la recuperación posterior.

¿Cuándo podré volver a hacer deporte?

Pasado un mes desde la cirugía podrás volver a practicar deporte siguiendo las indicaciones de tu cirujano.

¿Las cicatrices son visibles?

Las cicatrices de un aumento de glúteos con implantes se sitúa en la zona interglútea, por lo que quedan escondidas y no son visibles a simple vista.

¿La cirugía del aumento de glúteos tiene más riesgo de infección por dónde se lleva a cabo?

No, la incidencia de infección es mínima si la cirugía la llevan a cabo cirujanos plásticos con experiencia en un quirófano autorizado.

¿Sabes qué es IM Care?

IM Care es el compromiso de IM CLINIC para cuidarte durante todo el primer año después de tu reducción de pecho. Dispondrás de un teléfono de urgencias 24 horas al día para que estés tranquila y nuestro equipo médico te visitará periódicamente para comprobar que los resultados son los esperados.

Todo lo que deseas saber sobre la técnica mixta en cirugía estética

28/04/21

La técnica mixta en cirugía plástica es aquella que combina las prótesis con la grasa autóloga, es decir, la del propio paciente. Esta técnica se...

AUMENTO DE GLÚTEOS ¿CON O SIN PRÓTESIS?

10/06/20

El aumento de glúteos es una cirugía plástica con una demanda creciente. Existen varias técnicas que implican el uso o no de prótesis. Por ello...

¡Fuera los complejos! La Otoplastia permite remodelar tus orejas

06/07/21

La forma de las orejas, su tamaño o su posición respecto a la cabeza es una de las características estéticas que mayores complejos físicos causan,...

Las 15 preguntas frecuentes sobre lipedema

30/06/21

Dar visibilidad al problema de salud que provoca el lipedema, una enfermedad que sufren entre el 6 y el 15% de la población mundial femenina, ha...

CONOCE LOS PROYECTOS DE LA
FUNDACIÓN DR. IVAN MAÑERO

IM Clinic