¿Quién es un buen candidato para un aumento de glúteos?

La gluteoplastia o aumento de glúteos es una cirugía que se realiza tanto en mujeres como hombres, habitualmente en edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, que desean un mayor volumen, proyección o mejorar la zona de los glúteos.

El paciente ideal es aquel que tenga una piel elástica y de buena calidad en las nalgas. Y por ello debemos ser conscientes de que la flacidez cutánea y la falta de tono muscular limitan los resultados. Así, cuanto más avanzada es la edad en la que decidimos someternos a esta cirugía, los resultados pueden ser más pobres. Por eso, no está indicado en pacientes que presenten caída del glúteo o excesiva flacidez en la zona glútea. En estos casos el procedimiento principal es distinto, aunque se pueden conseguir buenos resultados.

¿En qué consiste la intervención de aumento de glúteos?

La gluteoplastia consiste en dar forma, volumen y proyección a los glúteos mediante utilización de implantes, grasa autóloga (lipofilling) o una combinación de ambas técnicas.

En el caso de usar implantes de glúteos, estos se introducen a través de una pequeña incisión vertical que se realiza entre los dos glúteos, a la altura del coxis, de manera que la cicatriz queda completamente escondida. Las prótesis son parecidas a las que se usan en el aumento de mamas, pero con un gel de silicona más cohesivo y con mayor resistencia a la compresión.

En cambio, con el lipofilling o lipotransferencia es una técnica quirúrgica que consiste en extraer grasa de una parte de nuestro cuerpo para transferirla a otra. Mediante una lipoescultura se extrae la grasa de otras zonas del cuerpo del paciente en donde haya cúmulos como en el abdomen, los muslos, los trocánteres, etc. De esta forma también conseguimos remodelar y armonizar el resto del contorno corporal. La grasa conseguida, se purifica para eliminar impurezas y se enriquece antes de volver a inyectarla, esta vez en las nalgas. En este caso no existe rechazo ni alergias al ser grasa del propio paciente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existe la posibilidad de reabsorción parcial y aleatoria de la grasa infiltrada. Entonces puede ser necesario repetir el proceso, aunque una vez prendida la grasa, los resultados son permanentes y están exentos de complicaciones tardías. El lipofilling puede mejorar el contorno del glúteo, darle una mayor proyección, conferir una forma más bonita, pero no aumentarlo de una manera prominente o voluptuosa.

También se pueden combinar ambas técnicas: las prótesis y el lipofilling, cuando lo que buscamos es remodelar y otorgar un mayor volumen.

¿Se debe llevar faja en el postoperatorio de aumento de glúteos?

Durante las tres o cuatro semanas siguientes de la intervención, se deberá llevar una faja especial. También llevarás drenajes durante las primeras horas después del aumento de glúteos. Los puntos serán retirados a los 5 días de la cirugía.

¿En qué posición se debe dormir en el postoperatorio de aumento de glúteos?

Se deberá dormir boca abajo durante las primeras dos semanas después de la cirugía del aumento de glúteos. Es importante evitar dormir boca arriba o de costado.

¿Cuál es el resultado después de un aumento de glúteos?

Los resultados son muy buenos, sobre todo en aquellos pacientes que tienen un glúteo bonito, pero con cierta falta de proyección o que perciben falta de volumen.

¿Queda cicatriz después del aumento de nalgas?

La incisión se hace justo en el pliegue interglúteo, y su ubicación hace que la cicatriz quede muy disimulada. Por lo que la cicatriz en ese lugar es prácticamente imperceptible y pasa totalmente desapercibida

AUMENTO DE GLUTEOS ANTES Y DESPUÉS

¿CUÁL ES EL PRECIO DE LA BLEFAROPLASTIA?

El precio del aumento de glúteos puede variar según la técnica que se emplee al paciente.

Habrá que analizar el caso del paciente en particular y el coste variará según se coloquen implantes, grasa o una técnica combinada.

IM Clinic