Los implantes mamarios son dispositivos médicos que están concebidos para corregir el tamaño y/o la apariencia del busto, principalmente se utilizan en cirugías de aumento de pecho o reconstrucción mamaria, ya sea por motivos estéticos o reparativos, como la recuperación después de una operación de cáncer, anomalías congénitas, secuelas de accidentes o intervenciones anteriores.

Las prótesis mamarias se pueden categorizar de acuerdo a su contenido, forma y textura. La elección del tipo de implante de pecho dependerá de las necesidades y objetivos de cada paciente, así como de la evaluación médica realizada por el cirujano plástico. ¡Te descubrimos todos los tipos de implantes mamarios para que encuentres el que mejor se adapte a tu cuerpo!

Implantes mamarios según su contenido

Los implantes mamarios de suero salino contienen una mezcla de agua y sal en una concentración similar a la del cuerpo humano (0,9%). Estos implantes pueden dar una sensación fría y frágil, similar a la de un globo lleno de agua, lo que puede resultar poco natural. Por esta razón, su uso se ha reducido en los últimos años.

Por otro lado, los implantes de gel cohesivo de silicona son los más utilizados en la actualidad, ya que logran ofrecer una apariencia y un tacto muy similares a los tejidos naturales de la mama. Además, son más seguros en caso de rotura accidental o espontánea. Los implantes de nueva generación cuentan con un gran trabajo de investigación y desarrollo detrás, y suelen ofrecer una garantía de fábrica hasta 5 veces más extensa que las versiones anteriores.

Implantes mamarios según su forma

protesis mamarias

Las prótesis redondas presentan una distribución homogénea del volumen en toda su superficie, lo que les da una forma redondeada o de cúpula. Estas prótesis dan al pecho un aspecto de mayor firmeza en la parte superior, lo que puede resultar en un escote más pronunciado. A menudo, los implantes redondos son los más elegidos en nuestra clínica de cirugía estética, ya que rellenan de manera efectiva el polo superior sin dar al pecho un efecto de “bola” o “pelota”.

Las prótesis anatómicas tienen forma de gota o lágrima, con un polo inferior de mayor proyección y volumen que el superior. Nuestro equipo de expertos en operación de pecho las suelen recomendar cuando no es necesario rellenar el polo superior o cuando la paciente no desea un escote pronunciado. Es importante tener en cuenta que si estos implantes anatómicos giran con el tiempo, pueden afectar la forma del pecho.

Las prótesis ergonómicas son una opción intermedia entre las prótesis redondas y las anatómicas. Se adaptan a la postura y posición del paciente, por lo que son ideales para pacientes muy deportistas o delgadas.

Implantes mamarios según su textura

Las prótesis lisas cuentan con una cubierta de silicona completamente homogénea. Las de última generación tienen menos riesgo de encapsulamiento y proporcionan un tacto natural. Este tipo de prótesis suelen ser redondas y se pueden introducir por vías de acceso mínimas (axila o areola), incluso con volúmenes moderados.

Por otro lado, las prótesis rugosas presentan en su superficie irregularidades al tacto que, según su profundidad, pueden ser macro, micro o nano texturizadas. Estas últimas son la nueva generación de prótesis y proporcionan un tacto un poco más firme, reduciendo los posibles desplazamientos, lo que permite mantener la forma y posición durante más tiempo.

Finalmente, las prótesis de poliuretano son implantes recubiertos de una capa de poliuretano texturizado y se reservan principalmente para casos de reconstrucción mamaria de diferentes índoles.

¿Cómo elegir mi implante mamario?

La elección del tipo de implante mamario dependerá de varios factores, como tus objetivos estéticos, tus características físicas y tu salud en general. Para tomar la mejor decisión, es importante que hables con un cirujano plástico experimentado que pueda evaluar tus necesidades y orientarte sobre las opciones disponibles.

Hay muchas circunstancias y cuestiones que el cirujano plástico debe tener presentes para determinar cuál es la prótesis más apropiada en cada uno de los casos, lo que convierte en esencial mantener una buena comunicación entre el médico y la paciente. Algunos de los factores que el cirujano tiene en cuenta a la hora de ayudarte a decidir son:

  • La forma y el tamaño de tus senos actuales.
  • La elasticidad de tu piel y la cantidad de tejido mamario existente.
  • Tu altura, peso y estructura corporal.
  • Tu edad y tus antecedentes médicos.
  • Tu estilo de vida y tus expectativas sobre el resultado final.

Además, el cirujano te explicará las diferencias entre los distintos tipos de implantes, incluyendo los materiales, la forma, la textura y el tamaño, para que puedas tomar una decisión informada y segura. Es importante que sigas las recomendaciones de tu cirujano y que te sientas cómoda con la decisión que tomes.

En IM CLINIC, contamos con un equipo de expertos en cirugía plástica altamente capacitados, preparados para asesorarte y acompañarte en todo el proceso de elección de tipos de implantes mamarios y la cirugía de operación de pecho. Nos aseguramos de mantener una comunicación clara y constante con la paciente para entender sus expectativas y lograr los resultados deseados.

¿Necesitas más información sobre los implantes mamarios? Ponte en contacto con nosotros y solucionaremos tus dudas.

    Artículos relacionados

    Cómo lograr un aumento de pecho natural

    16/05/24

    Rejuvenecimiento vaginal: ¿En qué consiste?

    06/05/24

    ¿Qué es el lipofilling facial?

    30/04/24

    Tratamientos antiedad: luce una piel joven

    22/04/24

    24 de marzo de 2023