La rinoplastia ultrasónica es una de las técnicas quirúrgicas para corregir la forma y estructura de la nariz, mejorando tanto la estética como la funcionalidad del órgano respiratorio. De hecho, la rinoplastia es uno de los procedimientos de cirugía estética más comunes en todo el mundo. A lo largo de los años, los avances en la tecnología médica han permitido el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas, y una de las más conocidas es la rinoplastia ultrasónica. Pero ¿en qué consiste?

La rinoplastia ultrasónica es una técnica quirúrgica relativamente innovadora que utiliza la tecnología del ultrasonido para remodelar los huesos de la nariz. A diferencia de la rinoplastia convencional, que se realiza mediante la utilización de instrumentos quirúrgicos tradicionales como el escoplo y el martillo, la rinoplastia ultrasónica emplea un dispositivo ultrasónico especializado, un tipo de “sierra”, que permite una mayor precisión y control durante en el remodelamiento del hueso nasal. 

Sin embargo, el Dr. Ivan Mañero, cirujano plástico y CEO de IM CLINIC aclara “cualquier rinoplastia, ya sea abierta o cerrada, ultrasónica, convencional…. cualquier tipo que sea, lo más importante es todo el proceso técnico y artístico del embellecimiento de la nariz. Para acabar la cirugía, se lleva a cabo el estrechamiento de los huesos nasales. Y es en ese paso donde podemos escoger entre distintas técnicas, una de ellas es la sierra ultrasónica”.

La sierra que se usa en la rinoplastia ultrasónica para remodelar los huesos nasales tiene como particularidad que puede cortar hueso, pero no afecta a ningún otro tipo de tejido, ni siquiera la piel. 

El Dr. Ivan Mañero nos explica en este vídeo qué es la operación de nariz ultrasónica.

La única diferencia, en cuanto a la técnica entre la rinoplastia ultrasónica y la convencional, es la herramienta con la que se lleva a cabo el estrechamiento de los huesos nasales. Pero el resto de la cirugía de la nariz se lleva a cabo de manera idéntica. Por ello es muy importante escoger un cirujano plástico con una larga experiencia, una gran pericia, una técnica impecable y un concepto artístico que permita conseguir los mejores resultados. “La parte artística y la pericia de un cirujano a la hora de hacer una rinoplastia, no depende de la herramienta usada en el remodelamiento óseo, sino que corresponde exclusivamente a las manos del cirujano plástico”, explica el Dr. Mañero.

Si quieres saber más sobre la cirugía de la rinoplastia, el Dr. Jorge Bonastre, cirujano plástico de IM CLINIC, responde a las preguntas más frecuentes y cómo se hace una rinoplastia.

El Dr. Bonastre responde a las preguntas frecuentes sobre rinoplastia

El hecho de usar una herramienta ultrasónica puede implicar menos afectación de los tejidos circundante lo que implica:

  • Precisión y control: La rinoplastia ultrasónica ofrece a los cirujanos un mayor nivel de precisión y control durante la remodelación de los huesos nasales. El dispositivo ultrasónico permite una separación suave y precisa del hueso, evitando daños en los tejidos circundantes.
  • Menor trauma tisular: La técnica ultrasónica reduce el trauma tisular en comparación con la rinoplastia convencional. Al utilizar vibraciones ultrasónicas de alta frecuencia, se minimiza la ruptura de los vasos sanguíneos y los tejidos blandos, lo que conlleva una disminución de la hinchazón y los hematomas postoperatorios.
  •  Reducción de fracturas óseas: En ocasiones,  la rinoplastia ultrasónica permite una remodelación ósea sin la necesidad de fracturar los huesos, lo que contribuye a una recuperación más rápida y menos molesta.

El postoperatorio en la rinoplastia ultrasónica puede variar de un paciente a otro, pero en general, se considera que es algo más rápida y menos molesta  si la comparamos con la rinoplastia convencional. Al reducir el trauma tisular en el trabajo del cirujano en los huesos, los pacientes experimentan menos hinchazón, hematomas y malestar general.

Aunque cada caso es único, buena parte de los pacientes pueden esperar lo siguiente durante su recuperación:

1. Inflamación y hematomas: La inflamación y los hematomas son comunes después de la cirugía de rinoplastia ultrasónica, pero tienden a ser menos pronunciados y resolverse más rápidamente que en la rinoplastia convencional. El uso de compresas frías y la elevación de la cabeza al dormir pueden ayudar a reducir estos efectos.

2. Dolor y malestar: El dolor después de la rinoplastia ultrasónica suele ser leve y manejable, y se controla con analgésicos recetados por el cirujano. Muchos pacientes informan que el nivel de molestia es tolerable y mejora gradualmente en los primeros días posteriores a la cirugía.

3. Tiempo de recuperación: En comparación con la rinoplastia convencional, la rinoplastia ultrasónica puede ofrecer un tiempo de recuperación más corto. La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades diarias normales pasada una semana aproximadamente, aunque es importante evitar actividades físicas intensas y deportes de contacto hasta que la nariz se recupere por completo.

4. Resultados visibles: Los resultados de la rinoplastia ultrasónica y de la convencional comienzan a ser visibles poco después de la cirugía, aunque es importante tener en cuenta que la nariz puede tardar varios meses en acabar de alcanzar unos resultados definitivos. 

Recuerda que es crucial seguir las recomendaciones del cirujano plástico en cuanto al cuidado postoperatorio para optimizar los resultados y facilitar una recuperación exitosa. Estas instrucciones pueden incluir el uso de vendajes nasales, cierto tipo de medicamentos recetados, evitar la exposición solar directa y mantener una buena higiene nasal.

rinoplastia ultrasónica

Cuando hablamos de  rinoplastia ultrasónica parece que haya revolucionado el campo de la cirugía estética nasal al ofrecer una técnica más innovadora. Si bien es menos invasiva en comparación con la rinoplastia convencional, debemos tener en cuenta que el resultado final depende más de la técnica, la pericia y la capacidad artística del cirujano plástico que del uso o no de la sierra ultrasónica. 

Si estás considerando someterte a una rinoplastia, es importante buscar un cirujano plástico calificado y experimentado que evalúe tus necesidades individuales y determine si ésta técnica es adecuada para ti, así como proporcionarte información detallada sobre el proceso de recuperación y los resultados esperados.

Recuerda que tanto la rinoplastia ultrasónico como la convencional son procedimientos quirúrgicos. Por ello es esencial confiar en un especialista, tener expectativas realistas y comprender los riesgos y beneficios antes de tomar una decisión.

¿Necesitas más información sobre la rinoplastia ultrasónica? Ponte en contacto con nosotros y solucionaremos tus dudas.

    Artículos relacionados

    ¿Qué es un lifting facial?

    15/02/24

    Láser e IPL: cómo tener una piel radiante

    24/01/24

    Rellenos dérmicos: por qué son tan populares

    17/01/24

    Mitos de la cirugía plástica

    08/01/24

    26 de mayo de 2023