Elsa Anka hoy se somete a una sesión de criosauna en IM CLINIC, un tratamiento con frío extremo que consigue una regeneración global de los tejidos con unas enormes ventajas para el organismo. Este frío, que puede llegar hasta los -196º C, reactiva nuestro organismo, la circulación sanguínea, el sistema inmunológico y el sistema nervioso central.

 

¿Cómo es la sesión de criosauna?

Antes de la sesión de criosauna Elsa, como cualquier paciente, realiza una primera visita con un especialista para evaluar su estado de salud. Para una mayor eficacia del tratamiento se recomienda entrar en la criosauna con ropa interior protegiendo las extremidades del frío.

En tan solo 3 minutos la criosauna llega a una temperatura de -196 grados activando el organismo, la circulación sanguínea y el sistema inmunológico nervioso central. El celebro enviará endorfinas con un efecto analgésico, antiinflamatorio y relajante. Y sus beneficios  ya los podemos notar desde la primera sesión.

El precio de una sesión de criosauna es de 35€ y se pueden hacer bonos de 10 sesiones por 295€. Aunque se pueden hacer sesiones esporádicas, por ejemplo para mejorar una migraña puntual, se recomienda seguir una pauta de como mínimo 10 sesiones para conseguir los máximos beneficios.

 

Criosauna para mejorar la salud

El brusco cambio de temperatura que experimentamos al entrar en la criosauna estimula los receptores de calor. En consecuencia, el cerebro envía señales haciendo que se activen nuestros mecanismos de defensa y se bombee sangre de forma vigorosa por todo el cuerpo, oxigenándolo y eliminando toxinas.

El frío también activa el sistema nervioso, que libera endorfinas (que tienen un efecto analgésico y otorga una sensación de bienestar), y los propios sistemas antiinflamatorios del cuerpo, lo que alivia el dolor.  Los principales beneficios de la criosauna son sus propiedades vasoconstrictoras, analgésicas, anestésicas y antiinflamatorias. Ello hace que el abanico de indicaciones sea muy amplio. Entre los cuales destaca el tratamiento de estados de ansiedad, estrés, de problemas de la piel, de la celulitis y dolores neuropáticos como migrañas, artrosis o fibromialgia.

 

¿Cómo funciona la criosauna?

El frío extremo de la criosauna consigue una reducción de la tensión física. Las endorfinas liberadas durante la sesión producen una sensación de euforia primero y bienestar después, que ayudan a la hora de conciliar el sueño y por lo tanto descansar mejor. Esas mismas endorfinas aumentan la lívido y mejora las relaciones sexuales, además de reducir la sensación de ansiedad e irritación.

Además, el efecto analgésico y anestésico del frío extremo alivia el dolor articular y muscular, reduce la inflamación, mejora la incidencia de migrañas y relaja las piernas. Las bajas temperaturas de la criosauna consigue también despertar nuestro sistema inmunológico.

 

Criosauna y deporte

La criosauna es uno de los tratamientos más utilizados en deportistas de élite para reducir el dolor muscular y conseguir una recuperación más rápida en lesiones deportivas inflamatorias y contusiones musculares.

Es un buen tratamiento preventivo, pues consigue una menor incidencia de lesiones. Además aumenta el rendimiento deportivo (aumento de la masa muscular, EPO y el hematocrito) y la resistencia aeróbica, y disminuye la fatiga y el dolor muscular. También se consigue una recuperación más rápida tras los esfuerzos. Y una mayor capacidad para soportar la carga del entrenamiento. La liberación de endorfinas mejora el equilibrio emocional para afrontar el estrés de las competiciones.

 

Criosauna para adelgazar y belleza

La criosauna también ofrece muchos beneficios de belleza, puesto que al oxigenar la piel y eliminar toxinas reduce considerablemente la celulitis y la psoriasis. Siendo un buen tratamiento coadyudante para adelgazar, pues someter al cuerpo a bajas temperaturas también ayuda a perder calorías y, por tanto, a bajar de peso.

La piel también sale ganando. Pues la criosauna permite oxigenar la piel en profundidad y eliminar toxinas e impurezas, lo que consigue una piel más saludable. Además, gracias a a vasodilatación que se produce, el aumento de oxígeno en la sangre y de los aminoácidos permite, con el paso de las sesiones, que la piel vaya autoregenerándose, se atenúen las arrugas y las manchas, se vuelva más firme y más receptiva a los tratamientos externos. Consiguiendo como resultado una piel más suave, tonificada y elástica. Además, se fortalece el pelo y las uñas.

Aquí puedes saber más sobre los tratamientos específicos.

 

 

 

10 consejos prácticos para conseguir un vientre plano

12/05/22

Llega el verano, el buen tiempo y la ropa ligera. Y muchos empezamos a plantearnos como vamos a lucir ombligo. Pues uno de los lugares […]

El mejor tratamiento facial para novias (y novios)

05/05/22

Llega el buen tiempo y con ello la época proclive para celebrar bodas. Al ajetreo de organizarla, los invitados, el vestido, el menú… Se suma […]

Cómo conseguir un pecho más bonito

28/04/22

Tener un pecho más bonito, proporcionado, joven y turgente es algo importante para muchas mujeres, tenga la edad que tenga. No en vano la cirugía […]

Consejos para combatir la celulitis antes del verano

20/04/22

Uno de los problemas estéticos que preocupa a las mujeres es, sin duda, la celulitis. La temida piel de naranja que se instala en piernas, […]

IM Clinic