La mastopexia o lifting de mamas es la cirugía que corrige el descolgamiento del pecho de la mujer y se puede llevar a cabo con o sin prótesis mamarias. En IM CLINIC el objetivo de la mastopexia es claro: rejuvenecer y embellecer el pecho de manera global para conseguir un busto natural, firme y turgente.

¿Por qué tengo el pecho caído?

Existen muchas razones por la cual el pecho tiende a descolgarse. La causa principal es nuestra genética y los cambios hormonales, pero el paso del tiempo también tiene mucho que decir, pues con los años la gravedad provoca que los ligamentos que sujetan los senos se vuelvan cada vez más flácidos y se estiren.

El embarazo y la lactancia también pueden influir en la pérdida de tersura de los senos. Pues durante esta etapa, los pechos se llenan y se vuelven más pesados, con lo que los ligamentos que los sostienen pueden estirarse en exceso y contribuir a la flaccidez una vez se acaba la fase de la maternidad. Algo parecido pasa con los cambios bruscos de peso, pues pueden provocar una pérdida de elasticidad en la piel de las mamas.

¿Pecho caído o pecho vacío?

Podemos pensar que hablamos de lo mismo, pero en realidad se trata de dos conceptos diferentes y, en consecuencia, la técnica quirúrgica para abordalos es distinta. Sin embargo, es habitual que ambas situaciones se den de manera conjunta, con lo que el abordaje técnico debe ser global para conseguir un pecho bonito y natural.

mujer mirando su pecho caído

Muchas mujeres se miran al espejo y creen que tienen el pecho caído y, sin embargo, cuando acuden a un cirujano plástico para corregirlo, se dan cuenta que en realidad solo tienen el pecho vacío.

El pecho vacío es aquel en el que existe una pérdida de volumen mamario y tiene una apariencia algo aplanada en la parte superior. Como consecuencia de esa falta de volumen, la piel puede parecer algo laxa. Sin embargo, la areola y el pezón siguen estando en una posición correcta.

Entonces ¿cómo saber si tengo el pecho caído? Para saber si los senos están descolgados debemos tener en cuenta dos estructuras anatómicas de la mama: la areola y el surco mamario. Si la areola está a la altura o por debajo del surco mamario, sufres de pecho caído. También pueden darse otras circunstancias como por ejemplo que los pezones señalen hacia abajo, que las areolas se vean estiradas y desproporcionadas, que uno de los pechos cuelgue más que el otro o que uno o ambos pechos se vean aplanados y/o alargados.

¿Cómo corregir el pecho vacío?

Cuando no existe flacidez o descolgamiento de los senos, sino una pérdida de volumen, el objetivo del cirujano plástico será recuperar la turgencia perdida. Para conseguirlo, se usan prótesis mamaria adecuadas que mejorarán el aspecto del pecho, sin necesidad de darles un mayor volumen o talla.

En esta cirugía, similar al de un aumento mamario, se puede usar tanto la vía axilar, en la que el implante se introduce mediante una pequeña incisión en la axila, como la vía areolar en la que la pequeña cicatriz queda escondida en el cambio de pigmentación de la piel que existe entre la areola y el resto del pecho. El resultado es un pecho turgente, bonito, rejuvenecido y natural.

Mastopexia, la mejor solución para los pechos caídos

La mastopexia o lifting de mamas es la técnica quirúrgica indicada para corregir los pechos caídos. Consiste en eliminar el exceso de piel de los pechos que provoca el descolgamiento, y remodelar el tejido mamario, con el objetivo de levantar las mamas y embellecerlas.

Cada cirugía de elevación de mamas se diseña de manera individualizada para poder realizar la incisión más pequeña posible. Dicha incisión puede realizarse simplemente alrededor de la areola o también alargarse hacia abajo, dependiendo de cada paciente. Después se procede a la extirpación de la piel sobrante, que puede complementarse con algún tipo de refuerzo interno usando el propio tejido glandular, los músculos o las fascias. Además, también puede ser necesario rellenar el volumen perdido con una prótesis mamaria, así como adaptar y recolocar el pezón y la areola en un punto más elevado y centrado de la mama, para conseguir un resultado bonito, rejuvenecido y natural. (Puedes ver más casos de antes y después aquí).

resultados mastopexia

La cirugía de mastopexia suele durar entre 2 y 3 horas y se realiza, habitualmente, bajo anestesia general. Después de la cirugía, lo habitual es llevar una prenda postoperatoria de presoterapia (como un sujetador deportivo) durante unas cuatro semanas. Si, además, se han colocado implantes también se debe llevar una banda elástica por encima del pecho.

Durante los primeros días, notarás cierta hinchazón propia de cualquier proceso quirúrgico. Además, es normal que notes diferencias en la sensibilidad de los pezones, la areola y la piel de los senos. Poco a poco volverá a la normalidad.

¿Mastopexia para todos los tipos de pecho?

Debemos tener en cuenta que, a grosso modo, podríamos hablar de dos tipos de pechos caídos. Por un lado, tenemos aquellas mamas con una flacidez provocada, principalmente, por un exceso de peso de los senos. En estos casos, la mastopexia se asociará a una reducción de pecho, de manera que el resultado final sea un pecho turgente y con unas dimensiones en equilibrio con el resto del contorno corporal.

Por otro lado, tenemos el pecho de tamaño normal o, incluso, pequeño, cuya piel ha cedido como consecuencia del paso del tiempo, de la calidad de la piel, los cambios hormonales o de peso, etc. En este caso, para que el resultado final sea estéticamente bonito, muchas veces es aconsejable el uso de prótesis mamaria.

lifting de mamas

Las prótesis en la mastopexia

Los implantes usados en la elevación de mamas son los mismos que se usan en el aumento de pecho. Pero en lugar de tener como objetivo conseguir un mayor volumen, lo que buscará el cirujano plástico en el lifting de mamas es conseguir un aspecto más turgente, terso y bonito.

Las prótesis pueden colocarse detrás del músculo o detrás de la glándula mamaria. En IM CLINIC preferimos colocar la prótesis mamaria detrás del músculo por varias razones: porque es más sencillo llevar un control mamográfico de la mama, porque el peso del implante es soportado por el músculo y no por la piel como cuando se coloca detrás de la glándula, y porque en esta posición, es posible la lactancia materna.

Mastopexia, embarazo y lactancia

Si tienes el pecho caído, pero estás pensando en quedarte embarazada, es aconsejable que esperes a finalizar todo el proceso de gestación y lactancia para que los resultados de la cirugía sean óptimos. Pues durante el embarazo, y también durante la lactancia, es posible que los pechos cambien y la piel sufra una mayor flacidez. Sin embargo, es importante señalar que la mastopexia no interfiere en la lactancia.

Muchas mujeres que quieren recuperar su figura después de la maternidad optan por la técnica del mommy makeover, que además de la mastopexia, también incluyen otras técnicas de remodelación corporal.

 

Si estás pensando en un lifting de mamas o mastopexia, en IM CLINIC encontrarás a los mejores cirujanos plásticos que te aconsejarán y diseñarán una cirugía personalizada. ¿Tienes dudas? Contacta con nosotros y las resolveremos.

Manchas en la piel: cómo prevenirlas y eliminarlas

23/05/22

La piel es el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo y, entre sus principales funciones, está la de protegernos de factores externos como: […]

Plan de ataque a la grasa abdominal

19/05/22

El abdomen es una de las zona donde se acumula más grasa tanto en mujeres como hombres. Pero sobre todo, en las mujeres mayores de […]

10 consejos prácticos para conseguir un vientre plano

12/05/22

Llega el verano, el buen tiempo y la ropa ligera. Y muchos empezamos a plantearnos como vamos a lucir ombligo. Pues uno de los lugares […]

El mejor tratamiento facial para novias (y novios)

05/05/22

Llega el buen tiempo y con ello la época proclive para celebrar bodas. Al ajetreo de organizarla, los invitados, el vestido, el menú… Se suma […]

IM Clinic